Julio Maria Sanquinetti, Santiago Peréz del Castillo y Gabriel Flangini